publicidad
18 de octubre de 2013 • 18:12 • actualizado a las 18:15

Roberto Bravo abrió la intervención "Más pianos a mi ciudad"

El destacado pianista nacional, tocó para el lanzamiento de la última iniciativa cultural de Mall Plaza, en plena Plaza de armas.

Foto: Terra/ Felipe Pinto
 

El sonido de hermosas melodías del destacado pianista chileno Roberto Bravo, sorprendió a los transeúntes de Plaza de Armas con la apertura oficial de “Más pianos a mi ciudad” o “Play me, im yours” (#maspianosamiciudad como hashtag en Twitter). Una iniciativa de Mall Plaza Egaña apoyada por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, que pretende acercar la música y la cultura en general a los chilenos a través de 20 pianos ubicados en diferentes puntos de Santiago, libres para que la gente toque, y de esta manera, genere música y un ambiente de gran satisfacción.       

Una intervención artística de clase mundial ha llegado a 37 países y fue desarrollada por el artista británico Luke Jerram. “Esta idea vino de mi lavandería, en donde iba constantemente al igual que otras personas. Era nuestro lugar, pero noté que pese a ello, ninguno hablaba uno con el otro. En la ciudad hay muchas personas que uno ve todos los días, esperando por el tren, por el bus, pero no hablan porque son reservadas. Entonces yo puse un piano en esas locaciones para hacer el ambiente más relajado y que la gente genere conversaciones, que exploren su lado creativo y lo expresen en las calles”, contó el artista.               

El pianista Roberto Bravo, abrió esta intervención tocando para la gente un par de canciones que ovacionaron durante un largo rato. “Si se trata de un piano yo siempre voy a estar dispuesto a participar. Lo lindo de esto, es que el piano quedará acá y quienes sepan tocar, aunque sea un poco, se van a sentir que están haciendo música. En cada esquina donde haya música, será bueno para la gente, bueno para el alma”, declaró el artista”, declaró el artista. Además agregó que aún faltan muchas iniciativas como éstas en Chile y que hay que aprender de los países más desarrollados culturalmente, sin embargo, éste es un gran paso.              

Terra