Belleza

publicidad
20 de junio de 2012 • 11:11

Cómo controlar la ansiedad por comer. Sigue estos consejos

Acá te daremos unos consejos de cambios de hábitos muy sencillos.
Foto: Getty Images
 

Hay muchos que plantean que la ansiedad por la comida aumenta en invierno, pero lo cierto es que el período invernal no tiene nada que ver con la ansiedad, esta más bien se relaciona con épocas de estrés o angustia en donde la comida se vuelve un pedacito de placer que permite dar unos momentos de felicidad a nuestro sobre exigido día a día.

La mayor dificultad para controlar la ansiedad está en el círculo vicioso que la genera, ya que el apetito desmedido es ocasionado por la angustia, entre más comemos más nos angustiamos por temor a engordar, lo que vuelve a aumentar el apetito y así la rueda que no deja de girar.

Cuando buscamos en internet que hacer para disminuir la ansiedad por la comida aparecen una serie de sugerencias que para muchas de nosotras son impracticables, por lo que acá te daremos unos consejos de cambios de hábitos muy sencillos acompañados de algunos datos naturales que te permitirán tener éxito en esta encrucijada.

1.- Bebe un vaso de agua o una taza de té antes de ingerir el picoteo.

2.- No te prives del picoteo, pero evita los productos salados y grasosos, los productos dulces son mejores en momentos de ansiedad.

3.- Mientras ingieres ese alimento en el que pensaste todo el día, proponte disfrutarlo, trata de cerrar los ojos mientras lo comes, mastica lo más lento posible, de esta manera, te sentirás aliviada y satisfecha después de comer sin tener  la sensación que el desarreglo te cayó en una muela y que perfectamente podrías duplicar la ración.

4.- Si sientes la terrible necesidad de acompañar tu almuerzo con un postre, oblígate a esperar al menos 15 minutos antes de ingerirlo, cuando comemos demasiado rápido el cerebro no alcanza a interpretar la saciedad de tu estómago y eso permite que quedes con hambre, a pesar de, haber devorado una buena ración de comida, si esperas este período, aunque te sirvan el postre te darás cuenta que comerás menos o no lo comerás.

5.- Evita también contar las calorías, entre más sufras por comer, más hambre vas a tener.

6.- Reduce los niveles de estrés, suena obvio, pero para la mayoría es inmanejable, por lo que, un buen té de jazmín para calmar los nervios pueden hacer parte del trabajo por tí

7.- Ayúdate también con suplementos naturales que reduzcan el apetito como el Alga Spirulina que por lo demás no tiene contraindicaciones y te ayuda a mejorar el nivel nutricional.

8.- Finalmente, por si no lo sabías existe un producto llamado Chitosán que baja las calorías de los alimentos ricos en grasas, esto te ayudará a disminuir la culpa cuando hagas algún desarreglo claro que esto no te da permiso para comer más.

Como dato te comentamos que para calmar tu ansiedad por comer puedes encontrar los productos que te mencionamos en este artículo en  www.supernatural.cl, fonocompras (2) 755 95 95.

Terra Terra