Belleza

publicidad
23 de abril de 2012 • 16:08

La dieta de Loreto Soto: campeona Body Fitness

Foto: Gentileza Loreto Soto

La campeona nacional de Body Fitness, campeona Mercosur y subcampeona sudamericana, nos revela sus claves para mantenerse en forma y sentirse bien. A sus 40 años, es una de las 15 mejores del mundo en su especialidad.

¿Cómo te cuidas para mantenerte en forma?

-Para mantenerme en forma, sigo un programa hecho para mí, que está ligado directamente  con lo que yo hago (fitness) y, también,  una rutina de ejercicios que hago de lunes a viernes. Por lo general, trato de hacer ejercicios relacionados con cuánto estoy comiendo. O sea, si me salgo de mi dieta, hago un poco más de bicicleta o elíptica.

¿Cómo es tu alimentación diaria?

-Mi alimentación diaria son 5 comidas la día;  porciones no muy grandes, en donde están incluidas todas las vitaminas y minerales que mi cuerpo necesita. Además, mi alimentación es alta en proteínas, dada la cantidad de masa muscular que tengo y debo mantener. También tomo mucha agua de hierbas durante el día, muchas verduras al almuerzo y a la cena, almendras antes de entrenar  y,  al desayuno, avena, leche descremada, alguna proteína y una porción de frutos rojos que nunca faltan en mi desayuno.

¿Cuál es la peor dieta que haz seguido en tu vida?

-La verdad es que no lo veo como dieta. Yo llevo un estilo de vida y la comida es solo una parte: “como para vivir y no vivo para comer”…  Ahora, sí pienso que hay dietas extremas que no deberían existir, y que se publican irresponsablemente y causan estragos por su falta de equilibrio. Lo mejor, creo que es no seguir dietas y ver la forma de que alguien te asesore y te enseñe a comer mejor.

Y, por otra parte, ¿recomiendas algún buen dato de dieta?

-Sí, recomiendo hacer deporte, caminar, bailar, andar en bicicleta y hacer actividad física todos los días, aunque sea 30 minutos... Y bueno, lógico con una alimentación balanceada, que tenga la cualidad de mantenerte con energía y sin estar pensando en comida.

¿Cuales son esas tentaciones que te mueres por comer y nunca lo haces?

-Creo que un pie de limón me saca de mi concentración (ríe)… Pero, por lo general,  siempre me tomo un día de la semana y como algo rico, lo que yo quiera y así me siento bien. Es lo más sano, creo yo, porque nadie pude estar sin comerse algo rico una vez a la semana.

¿Que gustos te das los fines de semana?

-Los fines de semana  descanso, me recupero de una semana agotadora, como son mis semanas y seguro la de  todos los chilenos. Y si lo llevo al plano de comida, creo que una buena copa de vino por las noches, en una “conversa”, para mí es lo máximo.

Recuerda..., dinos qué comiste ayer.

-Ayer comí: un rico desayuno de avena, frutas, almendras, jugo de pomelo  y quesillo. De almuerzo, pescado con ensaladas verdes;  y, por la noche, un rico pollo a la plancha con espárragos, aceitunas, tomate aliñado con aceite de oliva y especies, como el merquén que me encanta.

¿Haz tomado pastillas para adelgazar?

-Nunca he tomado pastillas para adelgazar, ni las tomaría jamás. Eso es pan para hoy día y hambre para  mañana… Es que en la alimentación hay que educarse. Puedes lograr mucho cambiando tu dieta y no necesariamente morirás de hambre… Sé que suena difícil, pero lo difícil  es lo que rinde y uno aprecia al final del día.

¿Cual es tu trago y tu plato favorito?

-Mi plato favorito, lejos, son las patitas de vacuno con cebolla y perejil. Son comidas que nunca haría en mi casa y, cada que vez que puedo, me arranco a un restorán que hay en Rosario muy conocido y las pido… Y creo que mi trago favorito es el vino. Soy nacida y criada en tierras colchaguinas (San Fernando) y un buen vino no pasa desapercibido ante mis ojos.

¿Cuál es el peso más alto que ha llegado a tener? ¿Y qué tanto te complicó si fue así?

-Mi peso siempre ha sido entre 54 y 57 kilos, pero creo que lo más alto que he llegado a pesar, son 62 kilos… Pero no complicó mi vida, porque fue una etapa que tenía que vivir y me sentía mina total. Tenía de todo y me sobraba, que es lo que igual uno echa de menos cuando estás tan flaca… Es que a mis torneos internacionales llego muy delgada y eso no me gusta tanto. Prefiero un peso donde te veas físicamente saludable.

 

 

 

Terra