Miley Cyrus es el cambio de look más radical del 2012