Mujer

publicidad
13 de mayo de 2011 • 03:00

Bullying: Multas y sanciones de la nueva ley que está en camino

Foto: TERRA / TERRA

SANTIAGO.- Las primeras semanas de junio podría entrar en vigencia el proyecto de ley contra el bullying que presentó el senador de la UDI, Andrés Chadwick, junto a otros parlamentarios de la Comisión de Educación, y que esta semana fue aprobado en la Cámara de Diputados.

En él se estipula la inclusión legal de multar con hasta 50 UTM a los establecimientos que a pesar de estar en conocimiento de actitudes de violencia, hostigamiento o acoso, no adopten medidas disciplinarias correspondientes.

Además, los profesores tienen el deber de informar estos hechos a la dirección del colegio, los que a su vez tendrán la obligación de comunicar a los padres sobre la existencia de estas situaciones.

También se plantea la creación de un Consejo Escolar, que por reglamento interno desarrolle un plan de trabajo para generar medidas preventivas y así evitar casos de bullying.

En ese sentido, Andrés Chadwick, considera que es un paso súper importante porque es un tema que genera una enorme preocupación dentro de la sociedad chilena y dolor para muchas familias y muchos niños.

El parlamentario de la UDI dice que junto al ex senador Andrés Allamand presentaron la iniciativa para regular las situaciones de bullying al interior de los establecimientos educacionales con el propósito de que existieran acciones de prevención, de control, de fiscalización y de sanción cuando se incurran en este tipo de conductas.

“La obligación de los directores de los establecimientos educacionales es actuar y no esconder la cabeza cuando esto está ocurriendo, de lo contrario tendrán que pagar una cuantiosa multa”, precisa.

El parlamentario, señala que las indicaciones que le hicieron los diputados mejoraron el proyecto que incorpora el deber del estado y de la comunidad educativa frente a este fenómeno, define el concepto de bullying y la obligación de los consejos escolares o comisiones de buena convivencia.

Asimismo, establece los reglamentos internos de los colegios, y los castigos que incluso pueden llegar a la cancelación de la matrícula.

LOS PRINCIPALES PUNTOS DEL PROYECTO

• Constituirá un deber de la comunidad escolar promover y velar por una sana convivencia donde esté estrictamente prohibido toda forma de agresión física o psicológica entre sus miembros, incluyéndose alumnos, profesores, directivos y asistentes de la educación.

• Se deberá constituir un comité denominado de la sana convivencia escolar, que estará compuesto por el director del establecimiento; un representante de los profesores, el presidente del centro de padres y apoderados, el presidente del centro de alumnos, y un representante de los asistentes de la educación.

• En el reglamento interno de cada establecimiento se deberá incorporar las conductas que constituyen una falta a la sana convivencia escolar, graduándose estas de acuerdo a su mayor o menor gravedad. De igual forma, se establecerán las sanciones que podrán incluir hasta la expulsión del establecimiento.

• Todos los profesores tendrán la obligación de denunciar los hechos de violencia física y sicológica, así como toda forma de hostigamiento y acoso sostenido, cometidos por cualquier medio, incluso virtual o cibernético; a la dirección del establecimiento.

• Si son conductas leves o menos graves los profesores podrán aplicar directamente las sanciones correspondientes o de lo contrario dar cuenta de ellas a la dirección para que aplique las sanciones de mayor gravedad.

• La dirección del colegio tendrá la obligación de informar a los padres cualquier situación de violencia física o sicológica, así como toda forma de hostigamiento y acoso sostenido, cometido por cualquier medio, incluyendo virtuales o cibernéticos, de la que esté siendo víctima su hijo

• Del mismo modo, los padres deberán informar a la dirección del colegio, cualquier situación de violencia física o sicológica, así como toda forma de hostigamiento y acoso sostenido cometido por cualquier medio, incluso virtual o cibernético, en contra de algún integrante de la comunidad escolar.

• Si la dirección del establecimiento no adoptase las medidas disciplinarías o correctivas correspondientes podrán ser sancionados con una multa de hasta 50 Unidades Tributarias Mensuales, las que podrán duplicarse en caso de reincidencia.

Por Carola Oyarce Rozas

TERRA