publicidad
25 de febrero de 2011 • 04:00

Chilenas en el extranjero cuentan cómo es su postnatal

Gabriela ha tenido dos hijos en Suecia
Foto: TERRA / TERRA
 
Por Rosa María Espinoza Ávila

SANTIAGO.- Hay chilenas que han podido gozar de una licencia maternal de un año, con permisos especiales no sólo para las madres, sino también para los padres, además de una cobertura económica muy favorable. Hay otras que sólo tienen 45 días antes y 45 días después, pero sí cuentan con todo lo necesario para cuidar su físico y no sufrir estrías ni sobrepeso tras el parto.

Claramente esto no sucede en el mismo país, pero sí con compatriotas que han tenido hijos en el extranjero y contaron a Terra.cl su experiencia y la compararon con el postnatal de nuestro país, que está listo para su modificación más importante de las últimas décadas, luego que el Presidente Sebastián Piñera, anunciara su extensión a seis meses.

Miles de beneficios pero harta inversión

Suecia podría ser para muchas mujeres el paraíso para tener hijos. Las mujeres cuentan con atención gratuita y en hospitales al nivel de las clínicas de nuestro país. Además, tras el parto, se pueden quedar en casa hasta por dos años, recibiendo igualmente sueldo y compartiendo con sus maridos este permiso postnatal. Y ellos están obligados a tomarse al menos 3 meses de licencia paternal.

Gabriela Aguilera es una joven chilena que vive hace más de 20 años en Suecia. Tiene dos hijos pequeños y asegura que nunca ha sido discriminada por ser chilena en un país extranjero, aunque sabe de casos en que sí.

Asegura que se siente beneficiada de vivir en un país como Suecia, pero también reconoce que hay un sentimiento de pena al pensar en que sus hijos no pueden compartir siempre con su familia chilena, principalmente en celebraciones como los cumpleaños “o que te toquen la guatita cuando estás embarazada”.

Cuenta que tanto ella como sus hijos, han tenido los mismos beneficios que el resto de las familias suecas y que ha podido contar, como ellos, con 480 días de postnatal por cada niño.

“Por tenerlos, tengo un subsidio familiar, y el descanso maternal es de 480 días por niño, que serían 240 días para la madre y 240 días para el padre, que se pueden dividir igual y el dinero que uno recibe es de acuerdo al ingreso que uno tenga anual. La atención maternal es gratuita y el parto también es gratuito, y son subvencionados por el estado. Es una buena atención médica, como en una clínica de Chile. Yo recibo de acuerdo al ingreso anual el 80 por ciento de los ingresos”, cuenta Gabriela.

Esta chilena dice que, en el caso de los ingresos mensuales, hay un mínimo y un máximo y este piso se fijo pensando en las madres jóvenes que no han trabajado y que por ende no tienen ingresos, pero que igualmente el Estado les entrega un buen respaldo.

Sobre el tiempo de post natal con el que cuentan, Gabriela dice que no necesariamente debe ser mitad y mitad, ya que ella puede adueñarse del tiempo del marido, pero no todo, porque ellos tienen la obligación de estar con sus hijos y potenciar el apego.

“Acá es como obvio que la mama se queda más tiempo, los 480 días los podemos dividir mitad y mitad, pero como yo me quedé más tiempo, tomé parte de los días de mi marido, menos 60 días que para él son obligatorios. Obligan al papá a estar dos meses en la casa con el niño. Algo importante: no podemos estar los dos en la casa, tiene que tomarlo uno primero y después el otro”.

Para el prenatal, las mujeres eligen el momento que ellas consideren oportuno para dejar de trabajar que por lo general es de uno o dos meses. “Tú nunca pierdes tu plaza de trabajo, siempre la vas a tener asegurada”.

Las familias además reciben un subsidio familiar y una ayuda para el arriendo de la vivienda en el caso de las madres solteras. El subsidio las familias lo recién hasta que sus hijos cumplan 18 años. Muy importante de destacar, es que ninguna mujer puede ser discriminada cuando busca empleo, por estar en edad fértil: “Acá eso es tema de noticia y escándalo en el país y se hacen juicios, que terminan siendo favorable para las mujeres”.

Sólo 45 días, pero todo gratis, incluyendo crema para las estrías

Pamela Madrid vive desde el año 2005 en la ciudad de Córdoba, Argentina y está casada con un ciudadano de ese país. Ella ahora espera su primer hijo y ya está recibiendo todos los beneficios que el Estado entrega a las mujeres embarazadas.

SIGUE EN PÁGINA 2....

TERRA