El drama que esconde la Doctora Ana María Polo

De todas las batallas que le ha tocado enfrentar ha salido victoriosa, y actualmente, está radicada en Miami junto a su último marido y su perro. Foto: Getty Images
De todas las batallas que le ha tocado enfrentar ha salido victoriosa, y actualmente, está radicada en Miami junto a su último marido y su perro.
Foto: Getty Images
 

No hay duda de que Ana María Polo se ha convertido en uno de los rostros de televisión más queridos de habla hispana. Y es que su carisma, sensatez y buen tino a la hora de tomar decisiones en los casos que le toca resolver, han hecho que se gane el cariño del público. Es más, por esos días en nuestro país, se encuentra liderando la sintonía a la hora que su programa se emite. Sin embargo, la seguridad que transmite a través de la pantalla, esconde un pasado lleno de duras pruebas.

 Dueña de una carrera intachable, esta mujer se ha ganado el corazón de los hispanos gracias a sus programas de televisión que la hicieron conocida. Cómo olvidar, Sala de Parejas, de la cadena Telemundo, donde solucionaba problemas de pareja. Más tarde, en 2005 el programa cambia de nombre a Caso Cerrado y la doctora comienza a resolver todo tipo de asuntos legales entre partes.

No obstante, la alegría que refleja por televisión esconde un pasado triste.  Primero, cuando era muy pequeña debió abandonar su país por problemas económicos y junto a su familia, partieron a Miami, y más tarde a Puerto Rico, donde lograron salir adelante. Así pasó su niñez viviendo entre ambos países y no pudiendo afianzar verdaderos lazos en un hogar. Lo que no fue impedimento para que se transformara en una excelente abogada.

La Doctora Polo, se casó muy joven y por desgracias perdió un hijo, configurándose como uno de los golpes más duros de su vida, a lo que se sumó su separación años después. Más tarde, tuvo un hijo de crianza y se casó nuevamente en 2001, año donde comenzó a aparecer en Sala de Pajeras.

Además, superó un cáncer de mama que la tuvo muy mal durante un largo período, por lo que también se ha encargado de promover la prevención de dicha enfermedad en Estados Unidos y Latinoamérica.  

Por si fuera poco, en 2008 se le adjudicó una relación lésbica con una ex productora del programa Caso Cerrado, donde el mismísimo marido de la trabajadora habría hecho pública la situación. La noticia fue difundida por el medio internacional Tv y Novelas, a lo que ella respondió que nada de eso era cierto.

Sin embargo, de todas las batallas que le ha tocado enfrentar ha salido victoriosa, y actualmente, está radicada en Miami junto a su último marido y su perro.

Terra