Mujer

publicidad
21 de septiembre de 2011 • 12:00

Mujer y su particular desafío: no mirarse en un año al espejo

¿Realizarías este desafío?
Foto: TERRA / TERRA
 

LOS ANGELES.- ¿Podrías estar un año sin mirarte al espejo? Esa pregunta se hizo Kjerstin Gruys cuando leyó en un libro, como unas monjas eran obligadas a olvidarse para siempre de este artículo de belleza y nunca más ver su reflejo.

Por esos días, la joven que contó su experiencia en la revista TIME, había recibido recientemente una propuesta de matrimonio y cuando se probaba el vestido, comenzó a encontrarse una serie de defectos y a pensar en adelgazar, lo que le hizo revivir la pesadilla de una antigua anorexia. Todo ese tormento la hizo replantearse muchas cosas y tomo la decisión de no mirarse en el espejo durante un año.

La “terapia” comenzó el 26 de marzo y hoy ya lleva seis meses sin ver su reflejo en ninguna parte y ni siquiera mirar fotos que la hagan cuestionar esta nueva experiencia.

Hoy Kjerstin Gruys realiza la misma pregunta a los lectores de su blog, Mirror, Mirror…Off the Wall, donde narra sus experiencias viviendo un año sin espejos, incluyendo el mismísimo día de su boda. Cada dos o tres días escribe en este espacio, donde va relatando sus experiencias de vida, sin ver su reflejo, si siquiera en una vitrina en la calle. En este espacio en la web cuenta cómo le ha ido cambiando la vida para bien y aumentando su autoestima.

En el artículo de la revista TIME, cuentan cómo la autora del blog iba leyendo un libro en un avión y había una parte donde relataban que una orden de monjas no dejaba que se vieran en el espejo... y que eso le dio envidia. Viviendo en Los Ángeles, donde todo es el 'cómo me veo', decidió que quería intentarlo.

TERRA