0

Faltan datos del efecto de la biodiversidad en la nutrición, según expertos

7 mar 2017
12h51
  • separator
  • comentarios

Expertos reunidos en la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) dijeron hoy que faltan datos que permitan analizar mejor la contribución de la diversidad de alimentos en la dieta y en la lucha contra la malnutrición.

La agencia de Naciones Unidas ha publicado una guía en colaboración con el centro de investigación Bioversity para recopilar más información sobre biodiversidad en las encuestas dietéticas que se realicen, ante la escasez de datos relacionados con la composición y el consumo de determinadas subcategorías de alimentos.

Las mismas limitaciones se observan cuando los alimentos se comercializan bajo distintas etiquetas o cuando las especies son salvajes o poco utilizadas para la alimentación, según el trabajo presentado por la científica de Bioversity Gina Kennedy.

La nutricionista Inge Brouwer, de la Universidad holandesa de Wageningen, subrayó que las guías nutricionales deberían ser más completas y servir para informar a actores como los consumidores o los responsables encargados de diseñar políticas y programas.

Brouwer aseguró que se debe dar más importancia a la diversidad de la dieta con el objetivo de combatir las principales formas de malnutrición, entre ellas la desnutrición, las deficiencias de micronutrientes y el sobrepeso.

"Vemos cómo la contribución de las proteínas animales a la dieta está creciendo, aunque en el África subsahariana los cereales siguen predominando", dijo la experta, que llamó la atención sobre cómo los sistemas alimentarios cambian rápidamente y cada vez más familias dependen de la compra de alimentos y no tanto de su producción directa.

En su opinión, se necesitan más datos para potenciar la oferta y la demanda de alimentos nutritivos como las legumbres, las frutas o las verduras, mientras que deberían disminuir las inversiones y la investigación en los cereales, con gran peso en la industria.

La FAO busca con sus recomendaciones mejorar la nutrición y la seguridad alimentaria a partir de una dieta más variada y equilibrada, así como contribuir a evitar la pérdida de diversidad biológica en el mundo.

Además, considera que conocer al detalle alimentos nutritivos poco estudiados ayuda a incorporarlos en las dietas, estableciendo las cantidades recomendadas que se deberían tomar o fomentando su consumo en ciertos ecosistemas y zonas geográficas.

Pese a los avances en sanidad, el aumento de la producción de alimentos y el mayor acceso a los mercados, la malnutrición sigue prevaleciendo a niveles altos, como lo demuestran los 2.000 millones de adultos que sufren sobrepeso y obesidad, o los 161 millones de niños con problemas de crecimiento por desnutrición.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad