2 eventos en vivo

¡Cuidado! El dolor de dientes podría ser un infarto

19 jul 2016
06h00
  • separator
  • comentarios

Si algún día empiezas a sentir un fuerte dolor en la región de los dientes o la mandíbula, sin razón aparente, ¡pon atención! Puedes estar sufriendo un ataque al corazón.

Para los especialistas, la relación entre el infarto y la salud bucal no es una novedaD
Para los especialistas, la relación entre el infarto y la salud bucal no es una novedaD
Foto: Alexander Raths / ThinkStock

En este artículo te explicamos cómo funciona este vínculo aunque son los dentistas los profesionales que te pueden ayudar a prevenir o diagnosticar problemas  cardiacos relacionados a la salud oral.

Para los especialistas, la relación entre el infarto y la salud bucal no es una novedad.

"No es raro atender a pacientes que se quejan de dolor en la región de la mandíbula como consecuencia de un dolor que empieza en el pecho, el hombro y el brazo izquierdo", afirma Celso Luiz Caldeira, profesor de Endodoncia en la Facultad de Odontología de la Universidad de São Paulo, en Brasil.

Ver más:
La importancia del cuidado dental pediátrico
La prevención, el mejor remedio para las llagas bucales
¿Desayunar bien ayuda a evitar la caries?

El experto afirma que de hecho este dolor puede estar directamente relacionado con la obstrucción de las arterias coronarias. "El exceso de estímulos dolorosos durante el infarto puede estimular otras fibras nerviosas de otras áreas como las de la región de la mandíbula. Muchas personas la confunden con una inflamación aguda de un diente", dice el experto.

¿Cómo diferenciar?

Pero, ¿cómo podemos saber si el dolor de muelas que sentimos proviene de algún problema dental o del corazón? De acuerdo con Caldeira, la mejor manera de saber de dónde viene el dolor es obtener un diagnóstico preciso de un profesional.

"Se debe verificar y eliminar el origen del dolor dental, pues el infarto puede desencadenar una serie de síntomas derivados de un dolor repentino que aumenta gradualmente de intensidad y lo acompaña una sensación de asfixia que se irradia desde el centro del pecho hacia debajo del cuello y también pueden llegar a la parte interior del brazo izquierdo y, finalmente, a la mandíbula", resume el experto.

Si el caso realmente se trata de un problema cardiaco, el dentista debe eliminar inmediatamente las demás posibilidades para ofrecer un tratamiento adecuado.

LO MÁS VISTO EN TERRA TV

JS Conteúdo

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad